Inicio » Nacional » Con basura electrónica ayudan a paliar hambre

Con basura electrónica ayudan a paliar hambre

La Fundación Manos Unidas recolecta aparatos que son desechados, para venderlos y de las ganancias llevar alimentos a familias en pobreza.

La fundación Manos Unidas tiene un centro de acopio en la colonia Petrolera.

La fundación Manos Unidas tiene un centro de acopio en la colonia Petrolera.

Tampico

El problema de la basura electrónica está aumentando en todo el mundo y México es el primer generador per cápita en Latinoamérica. Pero en Tampico se ha convertido también en una fuente de esperanza para paliar el hambre, así como para apoyar a niños con problemas músculo esqueléticos.

Y es que la venta de desperdicios electrónicos, es una de las formas como la fundación Manos Unidas obtiene recursos económicos para llevar ayuda a familias que viven en condiciones de pobreza.La asesora jurídica del organismo, Adriana Dávalos Sánchez, señala que hay mucho desconocimiento de la población sobre el manejo de la basura electrónica. Pocos saben que bien canalizada, puede contribuir para entregar  despensas o medicinas a los que menos tienen. En días pasados, la Universidad de las Naciones Unidas dio a conocer que en 2012 se produjeron en todo el mundo casi 49 millones de toneladas métricas de basura electrónica, equivalente a 7 kilogramos por cada habitante del planeta. Para 2017, la cifra aumentará a 65.4 millones de toneladas.

El estudio de la Iniciativa StEP -una alianza de organizaciones de la ONU, empresas, gobiernos y ONG´s- ubica a México como el segundo generador en Latinoamérica, después de Brasil, pero el primero a nivel pér capita.  Cada mexicano produjo en promedio nueve kilos de basura, mientras los brasileños solo siete.

Los montos totales fueron 1 millón y 1.4 millones, respectivamente ya que nuestra población es mayor. Milenio buscó al subsecretario del Medio Ambiente para precisar cuánta basura electrónica se genera en Tamaulipas, pero Heberto Cavazos se encontraba ocupado.

Se estima que el promedio de vida útil de los equipos electrónicos es de diez años, sin embargo, después de tres o cuatro se quedan obsoletos por las nuevas tecnologías.Al respecto, la abogada Adriana Dávalos enfatiza que es importante tomar conciencia de cómo se puede enfocar la problemática del qué hacer con la basura electrónica.

Todo sirve, desde computadoras, televisores, pantallas, teléfonos celulares, aparatos de sonido, lavadoras, ventiladores, secadoras, cámaras de video, consolas de videojuegos, aires acondicionados, reproductores portátiles, proyectores, hornos de microondas, monitores, impresoras, faxes, laptops, baterías de celulares, cargadores, adaptadores de corriente, cables, transformadores, fuentes de poder, reguladores, webcam, equipos de radio que sean desechados.

En vez de tirarlo a la basura, se puede apoyar la causa, colonias como la Morelos, Pescadores, Sauce, Sembradores de la Amistad,  Moscú, Chispús y Unidos Avanzamos, lo agradecerán.El centro de acopio de la fundación Manos Unidas está ubicado en sus instalaciones de calle México 509, colonia Petrolera en Tampico.

La representante jurídica invita a la población en general a llevar sus desperdicios electrónicos a este sitio. De esta forma contribuirán a una noble causa, pues el recurso económico obtenido de la venta de estos objetos se canaliza a la distribución de despensas, compra de medicinas, realización de estudios médicos y dotación de aparatos para niños con problemas músculo esqueléticos.

Así, las personas se evitarán también el problema de que los desechos electrónicos contienen sustancias que pueden ser muy peligrosos para la salud pública y el medio ambiente si no reciben el tratamiento adecuado.

Dávalos Sánchez dijo que Manos Unidas se fundó hace quince años, a raíz de la inquietud de un grupo de señoras que querían ayudar a niños con problemas de discapacidad.En su campaña permanente de acopio de basura electrónica, han recolectado aproximadamente veinte toneladas desde el año 2009, con la ayuda de la comunidad.

“Con esto ayudamos mucho a evitar la contaminación del planeta. La basura electrónica es perdurable por siglos, tan sólo una pila de un celular nos contamina 50 mil litros de agua, por eso es necesario educar a la población”, expresó.

La fundación envía todo el material a la ciudad de San Luis Potosí, San Luis Potosí, a la empresa Mundo Rojo, S.A. de C.V.,  recicladora de basura electrónica, también conocida como E-West.

La basura electrónica es tóxica al momento de ser tratada como cualquier otro tipo de desecho (regularmente quemado), pues libera metales peligrosos.

Los daños que el berilio, el cromo hexavalente, el cobre, el arsénico, el selenio, el antimonio, el mercurio, el cadmio, el bario o el plomo pueden causar son diversos, advirtió la entrevistada.

Expresó que a raíz de la expedición  de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables del Estado de Tamaulipas y en conjunto con la Ley General de Prevención y Gestión Integral de Residuos, se les obliga ahora a tener una autorización como centro de acopio y otra como personas que pueden recolectar residuos especiales, por lo que se encuentran tramitando ambos permisos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>